domingo, 16 de noviembre de 2008

GOLPE DE ALA FRESCA


No es posible encontrar palabras justas para lo que quiero decir, Santiago. ¿Y mamá dónde está? Tomando la foto, Santi. Tu mamá siempre está.



GOLPE DE ALA FRESCA

Un golpe de ala fresca tu mirada
Amor que mueve el tiempo en torbellino
Un algo en un profundo remolino
La vida se te acerca alborotada

La mano que te trajo fue tu hada
Y hay otra que te mece de ternura
Persisten la verdad y la blancura
Del alba que alumbraste en tu mirada

Azul ahora el tiempo que te habita
Azules los reflejos de tu alma
Y azul como si fuera un mar en calma

Sumido en la más triste letanía
Reflejo de un cielo de miradas
¡Qué importa que sea azul, si es alegría!

18 comentarios:

Hebert Zarrizuela dijo...

Soneto notable para un pibe notable, de un padre notable y una madre notable que siempre están.
Notable el abrazo.
L.

fernanda dijo...

¡Y qué mirada!

Archiduque de Applecore dijo...

Muy lindo!!! Arriba todos los sonetistas.

Abrazo!!!

A.A

Telemías dijo...

Leo, Fernanda y Archiduque: gracias por visitar este post, tan importante para mí.

Saludos

Ramiro Sanchiz dijo...

Un aplauso para este hermoso soneto! Me parece tonto hablar de literatura ante un texto tan sentido, pero no puedo con estas taras mentales que tengo. La referencia a Mallarmé, quién también tenia muchas taras al respecto de la relación literatura/vida, pero que a pesar de ellas (o a causa ellas) logró crear poesía de una belleza deslumbrante. No conocía tu faceta sonetística (o poética en verso, si vamos al caso, ya que en Eldor hay bellos ejemplos de poesía en prosa), que en base a este ejemplo me parece notable!! Hay algo más? Tengo una gran debilidad por los sonetos...

Ramiro Sanchiz dijo...

Me quedó una oración sin terminar! (será que cuando pienso en Mallarmé me tiemblan las falangetas); quería decir "la referencia a Mallarmé (bla bla bla) está muy bien trabajada, logrando un tono que evoca mejor a la obra del gran poeta francés que muchas traducciones de sus versos".
Salute!

Telemías dijo...

Ramiro: te agradezco lo que decís. Y sí, allí está Mallarmé, y espero que también se vea un poco de simbolismo en algunos versos. Mallarmé pensaba que el poeta era una suerte de gran apresador de sentidos, de gran descifrador. Sólo así podría yo intentar introducirme en el azul de los ojos del Santi.
Saludos, junto a "un golpe de ala ebria"

^Pedro

Ignacio dijo...

Niño lindo, padre...
¡Qué bueno leer sonetos! Durante mucho tiempo me consideré solo en eso, pero últimamente veo que alguna gente como vos, Leo o el Archiduque le meten a la forma más linda. El verso de cierre, que es el que define el partido, tiene de todo. Lo que yo veo: el "qué importa" que no niega la belleza de los ojos y aclara que no son bellos por su adscripción a un modelo social prestigioso sino por el sentimiento que traen asociado. Toda una antítesis marcada además por el adjetivo concreto vs. sustantivo abstracto.
Una pesadeada mi comentario, pero me interesó el recurso estilístico para expresar el amor ya que, del mismo modo, hay técnicas para expresar cosas negativas. Muchas veces, algunos ingenuos se dejan seducir por la técnica y terminan adhiriendo a movimientos cuya inspiración ignoran llevados por la eficiencia de las formas. En este caso, se consigue asociar un fondo loable y una forma loable. Loas a sol.

Telemías dijo...

Ignacio: sólo agradecerte tu comentario, muy lúcido, muy hermoso. Me gusta que para vos tenga eso de la forma que va con lo otro, lo inefable.
Gracias Ignacio. Porque sé que además son un tipo de fierro, que cuando te tiene que dar con el caño te da. Por eso más me agrada tu elogio.
Nos vemos.

Ignacio dijo...

No sé si pueda manejar todo eso, che. Un abrazo grande.

Leonardo dijo...

Esto se lo dije a una amiga, hace un tiempo: "Mi amigo Pedro ya era buen padre antes de ser padre, lo que está haciendo -sintiendo, viviendo- ahora no es más que una confirmación de algo que ya estaba en él, esperando brotar y crecer".
Un abrazo!

Telemías dijo...

Leo: gracias por querer al Santi, por haberlo extrañado, por estar. Los padres serán importantes, pero los amigos de los padres..., por ellos también se los conoce, como dice el dicho.
Un gran abrazo, ahora no tan en la distancia.

Ignacio dijo...

Saqué un soneto del archivo y lo puse en Orgasmos. Dedicao.

Telemías dijo...

A todos, gracias del parte del Santi.

hadas y duendes dijo...

...muy bonito, mucho...

Telemías dijo...

Hada: gracias por tus palabras y bienvenida a estas humildes y equívocas páginas.
Me voy a visitar tus blogs en estos días, sin falta.

Wilson Mesa dijo...

Amigo Pedro Peña. No nos conocemos pero quiero decirte que me apuré a escribir esto cuando vi el soneto.
Es raro encontrarlo en el blog de un escritor actual. Entre tanto verso libre y poesía hermética y "existencial", aparece ésta, con los cánones tradicionales pero escrita por un joven. El mismo escritor que demuestra con "Eldor" que puede ser existencial también, si quiere.
¡Arriba la buena poesía en general y los sonetos ¿por qué no?
Me gustó mucho. Saludos. Wilson Mesa

Telemías dijo...

Wilson: ¡cuánto le agradezco su comentario!
A propósito, me gustó mucho su cuento La espera. Hay allí una atmósfera muy kafkiana y un tratamiento del lenguaje muy apropiado a un cuento breve. Pero los hombres son típicamente uruguayos, eso sí.
Bienvenido al blog.
Pedro