lunes, 16 de agosto de 2010

PROPUESTA ARTIFICIOSA


Acabo de leer parte de la revista digital Otro Cielo. Había algunos cuentos de amigos que ya había leído, así que no transité por ellos. Por otro lado, como estoy engripado y me cuesta bastante fijar la vista en la pantalla durante mucho rato, debía escoger muy bien qué cosas leer. Decidí enfocarme en las respuestas de los escritores a ciertas preguntas. Entre ellas la infaltable sobre influencias. Pero claro…, ninguno de los entrevistados (salvo uno, creo recordar) habló de poesía, y esto es comprensible si asumimos que el contenido básico de la propuesta de Otro Cielo es la narrativa. Es así que se me vino a la cabeza otra propuesta muy muy muy artificiosa que dejo a la consideración de los amables lectores de este blog: ¿por haber escrito qué obra poética usted sería capaz de quemar todo, de renegar de todo lo que ha escrito a favor de convertirse en ese otro al que admira? Dicho de otra manera: ¿qué poesía le habría gustado escribir hasta el extremo de renunciar a su propia escritura por ello?
Obvio que todo esto es metafórico y que nadie va a querer dejar de ser lo que es, y menos si es feliz con lo que es. Por eso, digámoslo de nuevo, se trata de un juego, simplemente.

Creo que mi lista es esta:

1- Florentino y el diablo, de Alberto Arvelo Torrealba (cada vez que lo escucho me parece que no hay mejor poesía latinoamericana que estos versos de corrido venezolano).
2- “The two trees”, de W,B. Yeats, al que ya he mencionado muchas veces en este blog, un poema místico-amoroso de una belleza excepcional.
3- “La noche oscura del alma”, de San Juan de la Cruz, que va por el mismo lado aunque no lo parezca.
4- Coplas por la muerte de su padre, de Jorge Manrique.

6 comentarios:

Fernanda Trías dijo...

Hola Pedro, todavía no pude leer nada de Otro cielo, aunque tengo ganas, porque estoy sin descanso con el concurso del mec.
Mi respuesta es imposible porque yo no escribo (ni escribiría) poesía. Nunca me interesó, como tampoco me interesaría ser guitarrista.

Como lectora, sí, menciono a T.S Eliot y William Blake :-)

Telemías dijo...

Fernanda: los dos que mencionaste son buenos buenos buenos. En una antología de románticos ingleses encontré una vez el Matrimonio del cielo y el infierno con sus Proverbios y me encantó. Por otro lado, creo recordar que uno de los números más lindos de Iscariote, la revista de DGB, VT, IFdeP y otros, tenía por protagonista a Blake.

Telemías dijo...

Ah... Fernanda... espero que te paguen por eso del mec...

F. de P. dijo...

Florentino y el Diablo, sin dudas.
El arco y la lira, Octavio Paz (y otras cosas suyas).
Los sonetos de Lope de Vega. Y Quevedo. Góngora. Los de Vinicius de Moraes.
Todo Ferreira Gullar.

Harold S. Alva Viale dijo...

The two trees,
pero que consté que me ganó por una cuestión de orden cronológico. Abrazos, Pedro!.

Telemías dijo...

Amigos IFdeP (escritor treintaytresino) y Harold Alva (editor de Ediciones Altazor), gracias por sus comentarios y por estar cerca.
Aprovecho para invitarlos a que se visiten sus sitios.

Abrazo a ambos